Carlos Varela

Carlos Varela

Cantante y compositor cubano inmenso que se integró a los más reconocidos escenarios de la Isla a finales de los 80. Heredero de una sólida corriente musical como la Nueva Trova, el cantautor se encuentra más cerca del rock latino en todas sus variantes que de la música cubana tradicional.

Su poesía y música beben sin timidez de intérpretes como Paul Simon, Bob Dylan, Jackson Browne, Joaquín Sabina y Dave Matthews. Sus canciones incorporan un tratamiento musical de banda, aunque la aliada más potente de Carlos Varela en sus más de 30 años de carrera ha sido siempre su guitarra.

De una forma apasionada y libre, Varela ha cantado a varias generaciones de cubanos con una lírica que constantemente evoca imágenes. En general, sus letras cinematográficas pudieran definirse como puentes: van de unir, acortan distancias. Se reflejan en las personas hasta instalarse en la sangre, usando como vehículo melodías para reír, llorar, bailar, hacer el amor. Es este uno de los rasgos que le otorga trascendencia a su trabajo.

En una entrevista, Varela afirma: “La música no mueve gobiernos. Pero la música mueve a la gente, y la gente puede mover gobiernos”. Con una fe y persistencia sobrenaturales para tender puentes con sus canciones, los cubanos fuera de Cuba le reciben en cualquier parte del mundo como se recibe a un viejo amigo. Nacido en una Isla con una abrumadora historia de migraciones y resiliencias, el afecto de sus seguidores en cualquier geografía es de una gratitud sempiterna.

Carlos Varela se ha presentado en escenarios diversos, desde el Cannon House Office Building en Washington, D.C., hasta el memorable concierto de Paz sin Fronteras coordinado por el músico colombiano Juanes. Ha transitado con éxito rotundo por el Gussman Center (Miami), en el Center For Democracy (Washington), por el Lincoln Center (Nueva York) y muchos otros.

Su performance es un concepto redondo. Licenciado en artes escénicas, cada uno de sus shows sostienen una puesta en escena impecable, suelo fértil para que fluyan las emociones de forma natural. No solo cuando toca con su banda, sino también cuando comparte escenarios con músicos como Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Joaquín Sabina, Fito Páez, Jackson Browne o Dave Matthews.

La pulsión cinematográfica de su música, le ha valido la participación en bandas sonoras de filmes como Powder Keg (2001), protagonizada por Clive Owen, y Man on Fire (2004), con grandes como Denzel Washington y Dakota Fanning en los roles principales; así como las películas cubanas Las profecías de Amanda (1999) y Video de familia (2001). Una palabra es la canción de Varela más versionada y está traducida a más de una decena de idiomas.

Recibió en 2014 el título de Doctor Honoris Causa en Leyes por la Universidad de Queen por sus “notables contribuciones a la vida de las personas en todo el mundo”. En el documental The Poet of Havana, dirigido por Ron Chapman al año siguiente, muchos de los entrevistados dan fe de su voluntad unificadora a través de su música. Este material, que honra sus 30 años de carrera, recoge una visión íntima del impacto sociocultural de Carlos Varela con su arte.

El poeta actúa con el orgullo de quien aún puede vivir de su oficio, sacudiendo tantos los huesos como las almas. Ese combustible a base de sueños le tiene girando en torno a su próximo álbum, La feria de los tontos, un proceso creativo resultado de una acción lacerante: la de reinventarse fieramente.